Main Menu
Latest News
POEMA DE UN NIO TRISTE
POEMA DE UN NIO TRISTE

Aquel nio triste... de montes y bateyes
aquel nio triste... que nunca tuvo reyes
que durante las noches contaba las estrellas
y despus en sus sueos... soaba con ellas.

Aquel nio triste vagando por caminos
polvorientos, queriendo agarrar los gallos finos
Ahh... como se acuerda de aquellos buenos ratos
aunque muchas veces andaba sin zapatos.

Cazando mariposas... por los jardines!
y con su jaula slo cazando tomeguines.
andando por veredas, sabnas y potreros
oyendo el melodioso cantar del sabanero.

Ohh... como recuerda las dulces maanas
viendo despertar la campia cubana
lo mismo en Enero que en Julio o en Mayo
sentir a lo lejos el cantar de los gallos.

Y despus de la lluvia caminar por el fango
despus del aguacero a recoger los mangos
Ohh... mangos deliciosos, maduros y dulzones
igual que los jugosos y ricos maraones.

Y que sabroso era con arte y con maa
en el viejo trapiche exprimir una caa
y ver como el gallo al cantar se empinaba
y a la gallina corriendo alcanzaba.

Aquel nio triste de rios y lagunas
que soaba despierto como alcanzar la luna
que a veces se perda entre los yerbazales
caminando por los surcos de los caaverales.

Aquel nio triste que jugaba conmigo
porque yo era su nico amigo.
jugaba callado, tranquilo... sin ria
cazando lagartijas por las cercas de pia.

Recogiendo las flores del campo silvestre
as era su vida... su vida campestre
As era su vida... as se entretena
porque de otras cosas, el nada saba

Jugando con semillas de los cacahuetes
porque los reyes nunca le trajeron juguetes
Aquel nio triste de tan poco tamao
que abandon la escuela a la edad de once aos.

No porque quisiera dejar de estudiar
sino porque tena que ir a trabajar
trabajaba muy duro en invierno o verano
y el machete le haca llagas en sus manos.

Y aunque mucho tiempo ya hoy ha pasado
su triste niez...an no ha olvidado
pues la lleva consigo por siempre grabada
como lleva el soldado asida la espada.

Pero el tiempo como todas las cosas pas
y aquel nio triste con el tiempo creci
y ahora se encuentra a pesar de lo adverso
contento y felz escribiendo estos versos.

y as con esta historia termina este cuento
de aquella... su niez... una miez opaca
quiz recordando sus viejos instrumentos
El arado, el machete... y la guataca.

Firma mi Libro
de Vistante - Sign my Guestbook